Tapas de Granada

Publicado por & archivado en tapas de Granada.

Ahora que la tapa está más cerca de convertirse por fin en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y que estamos justo celebrando estos días el Granada de Tapas, hemos querido investigar por qué las tapas de Granada tienen la importancia y la categoría que no tienen en otros lugares de nuestro país.

Aquí nos afanamos muy mucho en ofrecer algo pero que muy particular. No tienes más que probar las tapas que los Restaurantes Carmela hemos preparado para el concurso que se falla el próximo sábado, pero es que además parece ser que esta ciudad fue el germen del nombre y de la descripción de la tapa tal y como la conocemos hoy.

Según este interesantísimo artículo de El Español, fue en la revista La Alhambra y en una publicación de 1911 (ahí es nada) cuando se dijo que “al hombre andaluz se le distingue por estar trasegando cañas con sus tapas, que llaman, ó aperitivos de la colambre”.

Lo cierto es que el origen de la tapa sigue siendo un misterio. Que se cuenta que Alfonso X El Sabio llegó a proponerlas como imprescindibles para acompañar el vino en todas las tabernas españolas. Pero se cuentan otras muchas cosas de tan feliz hallazgo que se atribuyen a los Reyes Católicos, Fernando XVII o Alfonso XIII… Y la cuestión es que no importa tanto quién sino por qué, que sigue siendo el motivo de que hoy nos parezca imposible en Granada vivir sin tapas.

¿Por qué gustan tanto las tapas de Granada?

Si en el pasado la tapa podía ser ese bocado con el que abrir el apetito antes de una comida (una costumbre de árabes y judíos), hoy el tapeo es muchísimo más. No es una experiencia únicamente granadina, se sirven tapas gratis en Almería, Badajoz, Jaén, Segovia, Vigo… pero lo cierto es que en la ciudad de la Alhambra la cultura del tapeo se ha convertido en una costumbre esencial todos los días de la semana.

Podemos encontrar muy diversos motivos para explicar este éxito de las tapas de Granada:

La cantidad: ir de tapas en Granada es facilísimo. Esta ciudad ofrece al granadino y al viajero cientos de bares donde poder hacerlo. Y lo mejor es que se convierte en una forma indispensable de conocer casi todas sus esquinas.
En nuestro caso, estamos situados en tres de las mejores zonas de Granada. El Restaurante Carmela en el Realejo, El Pescaíto de Carmela en pleno centro (junto a la Catedral) y La Cuchara en el Paseo de los Basilios.

La variedad: abrir una carta y encontrar un montón de opciones para elegir tapa es algo muy pero que muy propio de Granada. Nosotros siempre intentamos innovar para que nuestras tapas no sean las típicas. Pedir una caña o un vino tiene premio en los Carmela.

El público: Granada es una ciudad joven y muy turística. Si las tapas triunfan es porque hay gente dispuesta a disfrutarlas. Y esto lo decimos por experiencia. Nos encanta que nos visiten personas de todas las edades y de un montón de países y que se vayan con una súper sonrisa de satisfacción.

Estos días podéis probar nuestras tapas del Granada de Tapas así es que ni se os ocurra perdéroslas:

  • Ay mi Pepe: Coulant de morcilla relleno de queso de cabra granaino, chutney de tomate, helado de mango y lima (con ingrediente secreto) y un crujiente de vino en el Restaurante Carmela.
  • El Patio de los Esturiones: Mousse de esturión ahumado sobre tierra de AOVE y carne de esturión, aderezado con polvo de su caviar, ecológico y único en el mundo en El Pescaíto de Carmela.
  • Mi Tierra Granada: Emulsión de sopa de maimones, costilla de cerdo blanco-duroc de Fuente Vaqueros confitada a baja temperatura y helado casero de mango motrileño aquí en La Cuchara de Carmela.

¡Os esperamos con lo mejor de nuestra cocina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *