Jamón (Fuente: Pixabay)

Publicado por & archivado en Cocina tradicional.

Hoy nos hemos adentrado en el maravilloso mundo de las estadísticas para tratar de averiguar cómo comemos los españoles. A falta de los datos de 2015, sí os podemos adelantar que según el Informe de Consumo de Alimentación en España de 2014 la cerveza es de las pocas cosas a las que no renunciamos.

Hemos cambiado la forma de comer. En la actualidad, quizás por la falta de tiempo o por la crisis, preferimos un plato único, pero que sea un plato mucho más elaborado y con más ingredientes. No es de extrañar, por tanto, que la comida tradicional sea protagonista en la mayoría de los hogares españoles:

– El 23,3% opta por una alimentación basada en dieta fresca y mediterránea, con el consumo de productos tradicionales y aquellos que nos ayudan a cuidar la salud.
– 12,7%, hogares con niños pequeños, no olvida llenar su frigorífico de productos lácteos para el crecimiento, y de chocolates y galletas.
– El 7,4%, hogares con adultos independientes, prefiere los productos light, integrales y dietéticos. Y también se dedican algún que otro capricho como vinos de calidad y bombones.

Un dato a tener en cuenta es que por primera vez desde 2012 se reduce el número de comidas en el hogar y se incrementa el número de comidas entre semana fuera. Hemos equilibrado nuestra dieta y cambiado las formas de cocinar: crece el preparado a la plancha y disminuyen los fritos.

Si hay algo a lo que no renunciamos es a la cerveza (Fuente: Pixabay)

Es curioso ver cómo han disminuido la mayoría de los productos, excepto el consumo de cerveza que subió un 0,9 con respecto a 2013. Será porque la elijen los hogares con hijos mayores, sin hijos y los de clase media. Bebemos una media de 18,18 litros de cerveza por persona y año y Murcia y Andalucía son las comunidades donde más.

Otro producto que al menos se mantiene (sólo bajó un 0,01%) es el agua envasada. Y si bien en casa preferimos beber agua y bebidas refrescantes, fuera nos ‘desatamos’ y optamos por la cerveza y el vino.

La lista de alimentos en España

 

Es interesante ver los datos en una lista que obtenemos gracias a este informe con los productos más comunes.

Aceite: en 2014 consumimos un total de 594.232.910 litros de aceite. Baja un 2,1% respecto al año anterior pero es destacable que aumenta el consumo de los tipos de aceite de oliva virgen (el más consumido en Andalucía) y el de semillas.

Leche: su consumo bajó un 2,3%. Al año cada persona bebe una media de 73,33 litros, una cantidad que aumenta en los hogares numerosos y con hijos.

Queso: ha habido un retroceso significativo del consumo de queso en España (ha bajado un 4,7%) con respecto a 2013. Por persona y año gastamos unos 57 euros, especialmente en Canarias, Murcia y Valencia y en los hogares con personas entre los 35 y los 64 años.

Baleares y Andalucía son las comunidades más dulces (Pixabay)

Helados y tartas: junto a la cerveza es de los pocos productos que subieron en 2014, a pesar del incremento del precio. Cada español come de media al año 3,25 kilos/litros, la mayoría en las casas con niños. Entre las comunidades que no renuncian al dulce están Baleares y Andalucía.

Carne: retrocede un 4,3%, especialmente la congelada cuyo consumo ha bajado un 10%. Es interesante ver la preferencia de consumo por zonas según el tipo de carne: en Galicia prefieren la de vacuno; en Castilla La Mancha, la de pollo; Aragón se queda con la carne de ovino/caprino; y Galicia, una vez más, gana en la de cerdo.

Jamón: desciende un 9,3% con respecto a 2013 y vuelve a ver diferencias según el lugar. Si bien el curado se lleva la palma en Murcia y Extremadura especialmente, Canarias se queda con el cocido.

Pescado: cae un 4% pero sigue comiéndose en los hogares de parejas con hijos mayores o ya retirados. Cada año comemos por persona una media de 26,4 kilos.

Patatas, hortalizas y verduras: comemos un 3,1% menos y gastamos 111,98 euros por persona y año.

Legumbres: parece demasiado pero en 2014 se consumió un total de 140.888 toneladas de legumbres (que también bajaron un 6,1%). Llama la atención que estén más presentes en las casas en las que el responsable de la compra o de cocinar es mayor de 50 años. Cataluña y Aragón son las comunidades que más legumbres comen.

Pasta: supone 4 kilos por persona y año. Baja también su consumo, pero apuestan por ella los hogares donde ‘mandan’ los niños o viven personas de menos de 49 años.

Huevos: el pasado 2014 comimos 135 huevos, dos menos que en 2013.

Comimos 135 huevos por persona y año (Pixabay)

Si echáis un vistazo a la carta de la Cuchara de Carmela veréis que ninguno de estos alimentos nos faltan porque todos son importantísimos para tener una dieta equilibrada. ¿Queréis platos tradicionales y elaborados? Los tenemos. ¿Queréis legumbres? Tenemos de sobra…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *